La maleta

He llegado hasta aquí con muchos rasguños en la maleta. A veces siento vergüenza al recogerla de la cinta transportadora del aeropuerto, pero me niego a cambiarla. Mírala, ahí está…directa de un campo de trabajos forzados para equipajes insurrectos. No la voy a desechar por experimentada, aunque se exhiba atroz al lado de esa Mon…